Divina la reinvención de los relojes de bolsillo con Hublot y Daniel Arsham

junio 11, 2024

Divina la reinvención de los relojes de bolsillo con Hublot y Daniel Arsham

Por: Rosenda Ruiz

Amo los relojes de bolsillo, me encantaba sacar el de mi abuelo del bolsillo de su chaleco y ver la hora desde niña, hoy, lo tengo guardado como una joya familiar y me fascinan. Blake Lively, los comenzó a usar y los puso de ultra moda, elegantes, refinados y divinos. Hoy, Hublot presenta su Arsham Droplet, una belleza para atesorar.

La marca relojera de lujo suiza Hublot, célebre por su espíritu innovador, ha desvelado una vanguardista colaboración con el aclamado artista contemporáneo Daniel Arsham. El fruto de esta visionaria asociación es el Arsham Droplet, un revolucionario reloj que reinventa el reloj de bolsillo clásico a través de la combinación de las formas antiguas con materiales y métodos de producción futuristas. El Arsham Droplet es una espectacular obra de arte que puede adoptar tres formas distintas: reloj de bolsillo, colgante, o llamativo reloj de sobremesa.

Hublot y el artista contemporáneo Daniel Arsham, conocido por su estilo único a la hora de transformar objetos cotidianos en «reliquias del futuro», se han unido para crear esta fascinante fusión de pasado, presente y futuro. El Arsham Droplet une con toda naturalidad la maestría técnica de Hublot y la peculiar visión artística de Arsham para crear un reloj que desafía los límites de la relojería tradicional. Inspirada en las formas orgánicas y fluidas que se encuentran en la naturaleza, el Arsham Droplet es un auténtico hito en el universo relojero. La colaboración atestigua el compromiso común de Hublot y Arsham de crear experiencias excepcionales y transformadoras, capaces de desafiar el statu quo. Confeccionada con una armoniosa mezcla de titanio, caucho y cristal de zafiro, el Arsham Droplet refleja la inigualable atención por los detalles y el compromiso por la innovación que caracterizan a Hublot.


Con 73,2 mm de largo, 52,6 mm de ancho y 22,5 mm de grosor, su diseño ergonómico y táctil se adapta perfectamente a la mano, lo que propicia una experiencia relojera realmente inmersiva y atractiva. En su corazón late el icónico movimiento de desarrollo interno Meca-10 de Hublot, con una impresionante reserva de marcha de 10 días que garantiza el uso del reloj durante períodos prolongados de tiempo sin necesidad de darle cuerda con frecuencia, lo que fomenta la conexión del usuario con esta creación única.

A lo largo de la década pasada, Arsham ha colaborado con multitud de marcas y celebridades. La fusión es un aspecto clave de su obra: sus proyectos anteriores demuestran su capacidad de combinar de forma innovadora el arte, el diseño y la cultura popular. Esta colaboración con Hublot es una extensión natural de su praxis artística, dado que ambas marcas comparten el compromiso común de desafiar los límites de sus respectivos ámbitos.

El Arsham Droplet, disponible en una edición limitada a 99 ejemplares, es una auténtica joya de coleccionista y una obra maestra de la relojería moderna. Con su característica forma de lágrima y su sofisticación sin parangón, esta pieza desafía las nociones convencionales que dictan lo que debe ser un reloj de bolsillo. Su orgánico diseño se complementa con una caja de titanio y amortiguadores de caucho, algo que se desmarca por completo de las normas tradicionales de la relojería.

Gracias a su confección con dos cadenas de titanio, cada una de ellas con el sistema One Click doble patentado por Hublot para fijarlo fácilmente, puede llevarse de muy diversas formas, como reloj de bolsillo tradicional o colgado del cuello, pero también se puede presentar como un elemento escultórico sobre una mesa con su pedestal decorativo de titanio y cristal mineral. La caja de titanio con mecanismo visible, con su estructura de sándwich con dos cristales de exquisita elaboración en forma de lágrima, se asemeja a un delicado encaje tejido con un patrón a modo de gota. Los amortiguadores laterales son de un tipo de caucho de un color Arsham Green personalizado y llevan el monograma del artista estampado sobre su superficie. La caja utiliza un impresionante sistema de doble sellado con nada menos que 17 juntas tóricas ingeniosamente colocadas para garantizar un sellado perfecto. Además, el reloj luce algunos de los elementos emblemáticos de diseño de Hublot, entre los que se encuentran los seis tornillos en forma de H característicos de la marca. El Arsham Droplet presenta los últimos avances en tecnología relojera, incluida una impresionante hermeticidad hasta 30 m que garantiza durabilidad y fiabilidad en cualquier situación. Con su excepcional trabajo artesanal y su diseño innovador, esta obra maestra de edición limitada está destinada a convertirse en un cotizado tesoro de coleccionista.



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

TALLAS